Archive for the 'Entre comillas' Category

Punto de no retorno

— Tengo visitas.

— Porque las pagas.

— Son las únicas que permito.

Jerome, Gattaca

¿Quieres saber cómo lo hice? Así es como lo hice.

Nunca guardé nada para la vuelta.

Vincent, Gattaca

Lengua de plata

Te arrancaría la bolsa escrotal suavemente mientras suena de fondo un single de Fran Perea.

joma a un servidor

Porque insultar también se puede hacer con clase. Deberían convertirlo en un arte.

Jornadas Ateas III

Artista invitado de hoy: Christopher Hitchens

Como es evidentemente es inconcebible que todas las religiones sean verdad, lo más razonable es pensar que todas están equivocadas.

Jornadas Ateas II

Artista invitado de hoy: Émile Zola

La civilización no alcanzará su perfección hasta que la última piedra de la última iglesia caiga sobre el último sacerdote.

Jornadas Ateas I

Artista invitado de hoy: H. L. Mencken

Nunca nadie ha fomentado tanto la liberación de la mente humana como esos alegres muchachos que han arrojado gatos muertos en los santuarios y luego se han ido de juerga por los caminos del mundo, demostrando a todos los hombres que la duda, después de todo, era fundada, que el poder del dios del santuario tenía un límite y que por lo tanto era un fraude.

Propósitos de Año Nuevo

– Y bien, ¿cuáles son tus propósitos para este nuevo año?

– No hacerme ningún propósito de año nuevo.

– …

– …

– Supongo que sabrás que ir en contra de la moda es también una moda.

– …

– …una viejísima.

joma y un servidor.

Feliz año.

¿Feliz?

Oiga, doctor,
devuélvame mi depresión,
¿no ve que los amigos se apartan de mí?
dicen que no se puede consentir
esa sonrisa idiota.
Oiga, doctor,
que no escribo una nota
desde que soy feliz.

[…]

Oiga, doctor,
devuélvame mi fracaso,
¿no ve que yo cantaba a la marginación?
devuélvame mi odio y mi pasión,
doctor, hágame caso,
quiero volver
a ser aquel payaso
con alas en los pies.

Oiga, doctor. Joaquín Sabina

 

Para los que gustan más del frío que del calor.

Para los que no soportan una sonrisa complaciente en la cara de un imbécil.

Para los que la verdad sólo se puede decir de la forma más descarnada posible.

 

Porque la melancolía es un sentimiento precioso seguiré siendo un payaso con alas en los pies.